Consiste en el registro del pH del esófago durante 24 horas. Permite confirmar el diagnóstico de algunas enfermedades digestivas cuando existen síntomas pero la endoscopia no demuestra lesiones (enfermedad por reflujo gastroesofágico).
También sirve para confirmar que el reflujo estomacal es el causante de algunos problemas respiratorios (asma)y laríngeos (afonía, laringitis ...). Así mismo permite constatar la necesidad de cirugía como tratamiento de casos de enfermedad por reflujo severa o sin respuesta a fármacos y además es útil para evaluar los resultados de algunas cirugías gastroesofágicas (fundamentalmente la cirugia antirreflujo).

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted